"Si seguimos haciendo lo que estamos haciendo, seguiremos consiguiendo lo que estamos consiguiendo".
Stephen Covey

6.1.06

El servicio de correos en Japón

Donde aún en la era de las comunicaciones el correo tradicional sigue siendo imprescindible para la relación entre miembros de una sociedad.

A riesgo de caer en simplificaciones, hay dos constantes que se observan en aquellos países que han alcanzado un alto nivel de desarrollo. Y esas dos condiciones son causa de ese crecimiento y no una consecuencia de haberlo alcanzado: son la presencia de servicios de excelencia de ferrocarriles y de correos.

Esto no es casual. En el espíritu de estos dos servicios públicos se resumen dos condiciones básicas para la vinculación y el funcionamiento de una sociedad: la posibilidad de trasladarse de un lugar a otro y la de comunicarse entre las personas. Aún hoy estas dos condiciones se siguen observando, y el desarrollo que las comunicaciones y el transporte han alcanzado en nuestros días, demuestran que el mundo ha profundizado el desarrollo de esos servicios a través de la telefonía y transporte aéreo por citar apenas dos ejemplos.

El servicio de correo en Japón transporta 25 billones de cartas por año, un promedio de 206 envíos por habitante que llegan a destino, que son enviados por uno y que siempre le llegan al otro y que incluyen correo doméstico e internacional, postales, envío de encomiendas, entre otros.

Para enviar una carta o una encomienda no es necesario hacerlo por servicio certificado, salvo excepciones. Y en un sobre se puede enviar dinero con la seguridad de que al otro le va a llegar. Aun por servicio común siempre llega, y cuando alguien muda de domicilio, con el solo hecho de avisar en la oficina del correo, éste deriva la correspondencia al nuevo domicilio.

Pensemos en lo que tiene que suceder en el medio para que esto ocurra: responsabilidad en el manejo, compromiso por el trabajo bien hecho y honestidad que practican desde los gerentes hasta los carteros.

Pero además de tratar con correspondencia, el Correo de Japón brinda servicio de ahorro postal. Es la principal caja de ahorros del país y sólo en sus arcas se almacena el monto equivalente a 20 deudas externas argentinas, incluyendo ahorros ordinarios, ahorro para vivienda, ahorros jubilatorios y ahorros educativos, que son aquellos que las familias destinan para la educación de sus hijos.

Con una de las economías capitalistas más agresivas, correo en Japón es un servicio público estatal.

Durante los últimos meses en aquel país, su sociedad y su parlamento se dedicaron a discutir la ley de privatización de correos. Triunfó la negativa por esa opción, aunque derivó en un gran debate político que terminó en elecciones generales y renovación del Parlamento.

A partir de esta renovación legislativa, existe probabilidad de que en los próximos meses la privatización del servicio de correos se concrete. Pero en el debate político hay cuestiones que no están en discusión. Por un lado, de concretarse esta iniciativa la empresa que finalmente lo adquiera será japonesa, y por el otro quede en las manos que quede, públicas o privadas, la calidad del servicio que se brinda a la ciudadanía no estará en juego.

Nota de opinión de Luis María Lafosse publicada por el diario El Tiempo de Azul, el día lunes 26 de septiembre de 2005



No hay comentarios.: